miércoles, 28 de enero de 2015

Allí y aquí

Brindo por los hombres 
que, con apenas una mirada,
han sabido que no iban a encontrarme
con una copa en la barra del bar
ni reinando en el centro de la pista de baile.
Brindo por los hombres 
que han venido a buscarme 
a la biblioteca,
al paseo marítimo 
o a la piscina
Los hombres que 
han tenido el valor
y las ganas 
de ir a buscarme 
allí donde yo estaba
aquí donde yo estoy.


Brindo por las mujeres. Andrés Calamaro


lunes, 5 de enero de 2015

De azul y abismo

Tu ibas de azul
Yo puse el abismo
primero en tus ojos
y luego en los mios
De azul y abismo
era el sitio de nuestro recreo







sábado, 27 de diciembre de 2014

Expulsada

Era la señora
El ama de su conocido 
y cómodo destino
Dueña de la finca "Soledad"
Expulsada 
Desahuciada 
sin permiso
la obligaron 
a comenzar de nuevo
a replantearse 
lo irreplanteable
a ser amada
y feliz
en las tierras 
del amor incondicional.



domingo, 21 de diciembre de 2014

Compartiendo

Satisfecha 
por tus ojos incívicos 
que derrumbaron mis fronteras.
Mi boca te aprisiona 
se ajusta a ti.
Mis labios te gobiernan 
te paralizan 
o te abrazan.
Te envuelven 
o te retienen.
Y te siento 
y sintiéndote 
exploto
fluyendo 
entre la sorpresa de mis gritos.
Mis gemidos de mujer 
de mujer satisfecha 
que comparten mi garganta 
contigo.


sábado, 6 de diciembre de 2014

No hicimos el amor

Trepamos de la mano
a la cima de la montaña
Aqui con tan poco aire
quedamos sin aliento
No hicimos el amor:
lo inventamos.


miércoles, 26 de noviembre de 2014

Siento y pienso...

 La tarde-noche ronronea. 
Yo ronroneo con la tarde y contigo.
Mirarte y arder.
Siento y pienso.
¿En qué pienso?
Tengo pensamientos delicados de mujer 
Lo voy a estampar contra la pared
Pensamientos sensibles de mujer
Le voy a arrancar la ropa
Pensamientos frágiles de mujer...
Le voy a arrancar el pudor...
Pensamientos dulces de mujer ...
Le voy a mover las caderas...
Pensamiento sutiles de mujer
Le voy a pedir permiso ...
o quizás no.

Ardo delicadamente en esta tarde-noche serena
entre tu cuerpo de hombre y 
mis pensamientos tiernos y suaves de mujer.



lunes, 17 de noviembre de 2014

El hombre de las tiritas

El Paracetamol no le gustaba.
- "Yo no te doy. Tendrás que cogerlo tú ... "-me dijo tendiéndome la caja. 
Creo que pensaba que el Paracetamol era veneno, sobre todo al tacto.... Aquel día yo sólo tenía una resaca sencilla. Gin-tonic.
No,  no me curó con Paracetamol. Sino con tiritas y amor. Era un tío normal.
En realidad, llevaba un paquete de tiritas en el bolsillo. Las fue usando con todos los rasguños que me había hecho al rozarme con zarzas varias del camino.
Me las curó una a una. Primero las de fuera y luego las de dentro. Después me frotó y me dio brillo. Y me dejó reluciente y como nueva.
Eran tiritas normales y él es un hombre normal... solo que por las tardes se dedica a curar a mujeres heridas.
Quizás no sea tan normal. Quizás sea el superhéroe de las tiritas. Quizás sea sólo un hombre con clase. Grande. Mi hombre. 
Ahora yo voy por ahí fuerte y decidida y brillo más que un árbol de navidad.
A cambio, normalmente, yo le doy dolor de cabeza o de cuello, según el día.

Pensé que me iba a curar con paracetamol... pero no, me curó con tiritas y amor.


"¿Que hubiera sido de nosotros sin esta trampa de pasión?"

sábado, 8 de noviembre de 2014

Saber

Saber que existes
www.artelista.com
que no has sido un sueño
Saber que soy
que no he sido un sueño
El saber sí ocupa un lugar.